Páginas

Galletas pintadas para Maria

Hola golosos lectores, esta es una ocasión especial, mi sobrina María cumple diez años y he decorado para ella unas galletas con su nombre. Muy fáciles de hacer y siguiendo las indicaciones de Miriam y Estibaliz de Mensaje en una galleta para pintar galletas directamente sin glasa ni fondant.



La receta es la misma que he utilizado para hacer las galletas de encaje, podéis encontrarla pinchando aquí.
Como os digo son muy sencillas de hacer, he utilizado cortadores de letras, antes de hornearlas he marcado sin llegar a cortar y luego con mini-cortadores de corazón y flor, pajita de beber para  decorar y una brocheta para los agujeritos más chiquitines. Una vez horneadas, he dejado pasar 24 horas, para después pintarlas con un pincel usando colorantes en gel o pasta diluidos con alcohol blanco. 




Para el color dorado he usado polvos dorados disueltos igualmente en unas gotas de alcohol. Cuando se secan el alcohol se evapora por completo.








Quedan chulas y son muy rápidas de decorar, a mi sobrina le gustaron, así que objetivo cumplido. 

Casi se me olvida, estoy preparando  una pequeña sorpresa para todos vosotros, estad atentos, pronto la desvelaré.

Feliz fín de semana y gracias por visitar el blog del buhito.





Buho en una tarta para la pequeña Miriam

De nuevo repito receta con esta tarta de chocolate y buttercream de nocilla, creo que es la cuarta que hago de este mismo sabor. La receta la podéis ver aquí. Hay mucho chocoadicto por ahí suelto, incluida esta que escribe. Con la decoración disfrute muchisimo, ya que me pidieron hacer un buho, animalito que me gusta mogollón. La tarta era para la pequeña Miriam que cumplia un añito.



Como se ve la decoración es sencilla, adornos semicirculares de colores en fondant, florecillas y mariposas. La piruleta esta hecha con dos corazones de fondant unidos. El buho es un modelado sencillo de una sola pieza. Los ojos hechos con cortadores circulares, las alitas con cortador de hoja, el pico es  un mini corazón, el pecho un corazón con textura y las patitas dos bolitas aplanadas, marcando con un palillo la separación de las garras. 




De esta tarta no quedaron ni las migas, así que estoy más feliz que un regaliz.




Esta entrada es cortita, que ando un pelín liadilla estas semanas. No se si os lo he contado pero estoy haciendo el curso-taller de fotografía culinaria de ¿A qué saben las nubes? con Sonía, una experta en esto de las fotografía y una profe fantástica.  Os lo recomiendo al cien por cien.

¡Besotes y hasta la siguiente receta!









Galletas de encaje (Doily Biscuits)

¡ Qué gran descubrimiento!, he encontrado mi receta favorita de galletas, funciona de maravilla, ideal para galletas decoradas. Estoy encantada, siempre he usado la estupenda receta de Miriam y Estibaliz de Mensaje en una galleta, pero mis galletas no terminaban de salir lisas, me salían ampollas en la superficie y se me deformaban un poco. Pero con esta receta me quedan perfectas, lisas y deliciosas. He probado un montón de recetas, la de Biscuiters, la de Karen, la de Postreadicción, pero siempre con el mismo problema. ¿Qué cual es esa receta?, la receta de Bea Roque de las galletas de encaje, con pequeños cambios. No se porqué no la he probado antes, pero estoy encantada, después de un año haciendo galletas. Bueno más vale tarde que nunca, mirad el resultado.



Ingredientes (30 galletas medianas)
  • 150 gr de mantequilla
  • 125 gr azúcar glas moreno *
  • 2 cucharadas de miel
  • 450 gr de harina normal
  • 1 huevo grande
  • Extracto de vainilla al gusto
  • 1 cucharadita de canela (opcional)
  • Pizca de sal
  • Para las galletas de chocolate, una cucharada sopera de chocolate en polvo sin azúcar.
* He cambiado el azúcar glas por moreno y lo he molido en el molinillo de café, para luego tamizarlo, queda muy finito y me gusta más su sabor.

Elaboración 
  1. Tamizamos la harina y el azúcar glas.
  2. Batimos la mantequilla punto pomada hasta que este cremosa, ya sea manualmente o con varillas eléctricas.
  3. Añadimos el azúcar e integramos.
  4. Batimos el huevo ligeramente con la vainilla y la miel.
  5. Incorporamos el huevo a la masa, esta se puede cortar, pero no pasa nada. Si lo añadimos poco a poco se integrara más facilmente.
  6. Por ultimo añadimos la harina con la canela en varias veces, batiendo lo justo hasta obtener una masa homogénea y manejable. En la receta original, Bea añade un chorrito de leche si queda seca, pero a mi no me ha pasado, al contrario.
  7. Dividimos la masa en dos, a una de ellas le he añadido una cucharada sopera de cacao en polvo.
  8. Estiramos las masas y dejamos reposar en la nevera durante dos horas y si tenemos prisa 15' al congelador.
  9. Cortamos con la forma deseada y calamos para hacer los encajes con mini cortadores y boquillas. Ponemos en la nevera o en el congelador unos minutos para que no pierdan la forma en el horno.
  10. Precalentamos el horno a 175º.
  11. Horneamos durante 10-15', según el tamaño de nuestras galletas o si nos gustan más o menos tostadas.
  12. Dejamos enfriar en la bandeja 5' y luego pasamos a una rejilla.

Notas
  • La masa resultante es jugosa y elástica, creo que debido a la miel, me encanta ademas porque tiene menos mantequilla. Esto hace que la galleta se caliente enseguida mientras la cortamos, por eso debemos trabajar rápido o congelar un poco la masa. Pensareis, pero como meto la bandeja en el congelador, os cuento lo que yo hago. Pongo las galletas cortadas en un plato que tengo completamente llano y que me cabe en el congelador. Coloco las galletas, al ser pequeño el plato no caben muchas, por eso las pongo en capas separadas por papel vegetal para que no se peguen unas a otras y listo. Mientras se hornean unas, corto y congelo otras y así lo voy haciendo.
  • Los diseños son sencillos, se necesitan cortadores variados y pequeños para darle más calado a la galleta. Estas son galletas pequeñas por eso me han salido unas 50.
  • Le he puesto canela y vainilla pero se le pueden añadir otros aromas a vuestro gusto.
  • Las galletas quedan doraditas por el color de la canela y el azúcar moreno pero si queréis que sean más pálidas poned azúcar glas y sin canela. 
  • Bea utiliza golden syrup en vez de miel, pero ambas son igual de válidas.



Las galletas resultantes tienen un sabor muy equilibrado en cuanto a dulzor, la textura es de las mejores que he probado, crujiente, sin desmigarse, muy similar a las galletas compradas. Vamos que las estoy disfrutando y a mi nena la encantan, ella es mi juez de calidad, ya que no le gustan demasiado los dulces ni las chuches, asique han superado el examen con nota.

Animaros una vez más a que probéis  esta u otras recetas, lo casero siempre es mejor. 

Feliz fin de semana y como siempre gracias por estar ahí.









Reto Tía Alia: Cleokoladen-Pfefferiusse a mi manera

 Empezamos la semana con  el  Reto Tía Alia, como siempre elijo la propuesta dulce, aunque la receta salada no tiene desperdicio. Esta vez  pastas de chocolate, en mi caso experimentando he hecho dos versiones cambiando la presentación, pastas-cookies por un lado y por otro magdalenas húmedas tipo brownie.


La receta original lleva manteca de vaca y mantequilla a partes iguales, a mi personalmente tanta grasa me parece demasiado, así que he ajustado esta a mis gustos. Os pongo ambas recetas para que veáis la diferencia y si os animáis a hacerla elijáis la que más os guste. No he encontrado información suficiente sobre el origen de estas pastas, y con los cambios tal vez ya no este haciendo estas pastas sino otra cosa, pero desde luego de lo que no hay duda es de que están riquisimas. 

Receta Tía Alia:
  • 170 gr de chocolate
  • 115 gr de harina normal
  • 170 gr de manteca de vaca
  • 170 gr de mantequilla
  • 340 gr de azúcar
  • 1 vaina vainilla
  • 2 cucharadas de levadura

Ingredientes (50 uds) Receta a mi manera

  • 150 gr de chocolate fondant
  • 300 gr de harina
  • 175 gr de mantequilla
  • 75 gr margarina
  • 200 gr de azúcar moreno
  • 1 cucharada de pasta vainilla
  • 2 cucharaditas de levadura




Elaboración:
  1. Moler el azúcar moreno en el molinillo de café hasta obtener un polvo homogéneo.
  2. Batimos las mantequillas a punto pomada junto con el azúcar moreno.
  3. Agregamos el chocolate previamente fundido y templado, mientras batimos.
  4. Añadimos la pasta de vainilla.
  5. Tamizamos la harina con la levadura e incorporamos.
  6. Amasamos ligeramente y formamos bolitas que colocamos sobre papel vegetal en  la bandeja de horno. Para las magdalenas, colocamos las bolitas en mini cápsulas.
  7. Horneamos durante 12' a  180 º en le caso de las pastas. Para las magdalenas 15' a 160º.
  8. Dejamos enfriar. Las pastas las dejamos en la bandeja 5-10' para evitar que se rompan al pasarlas a la rejilla.  



Notas:
  • Como ya  he dicho esta receta tal vez ya no pueda ser llamada cleokoladen, al cambiar cantidades e ingredientes. Simplemente pastas de chocolate, quiero ser clara en este aspecto.
  • Al contener mantequilla la masa se desparrama en el horno y pierden bastante la forma, por ello es muy importante dejar bastante espacio entre las bolitas. O también se puede probar a estirar la masa y refrigerarla como cuando se hacen galletas para decorar, cortarlas con cortador y volverlas a refrigerar antes de hornearlas.
  • Las galletas quedan muy crujientes y las magdalenas quedan húmedas y jugosas tipo brownie.



Espero que os guste mi modesta aportación al Reto Tía Alia, desde luego es una manera estupenda de empezar la semana, compartiendo con otras personas una misma receta y descubriendo la visión que cada uno le ha dado. 







! Buena semana y besos dulces para todos¡









Mouse ligera de fresas y sirope de ruibarbo (con stevia)

Por fín viernes y os traigo receta, sigo experimentando con stevia.  Después de tanto mazapán apetece algo ligerito pero sin privarnos del dulce. 




No quería hacer la típica mouse con nata montada, que es más pesada, asi que tenía claro que tendría que hacerla con claras, fruta fresca y stevia. Me puse manos a la obra, investigando por los blogs y en mis libros de repostería, llegue a la conclusión de que haría un merengue italiano endulzado con stevia y un puré de fruta fresca con sirope de ruibarbo y gelatina. Os preguntareis porque sirope de ruibarbo, pues  porque hace tiempo que tenía una botellita en la despensa (que compré en Ikea) y tenía que darle salida. Os explico,  el ruibarbo es una fruta-verdura de la que solo se come el tallo, de color verde rojizo. Se utiliza para mermeladas o confituras y en postres acompañadas de otras frutas sobre todo la fresa por su sabor similar, fresco y acido. En España es dificil de encontrar aunque ya se empieza a ver sobre todo en fruterías más especializadas, su temporada coincide con la de la fresa, es decir en los próximos meses. Teneís más información en Directo al paladar .


Igredientes (10-12 vasitos)
  • 300 gr de fresas frescas
  • 1 sobre de gelatina en polvo neutra
  • 100 ml de sirope de ruibarbo
  • 3 claras de huevo (de corral pequeños)
  • Pizca de sal
  • 250 ml de agua para la gelatina y 40 ml para el merengue
  • 20 gr de stevia (equivalen a 100 gr de azúcar)
  • Chorrito de sirope de ruibarbo

Elaboración
  •  Labamos y cortamos en trozos las fresas para ponerlas a cocer al fuego junto con el sirope de ruibarbo. Cocemos hasta que estén blanditas y se evapore gran parte del agua que sueltan.
  • Batimos la fruta para obtener un puré homogeneo y colamos para quitar las pepitas.


  • Disolvemos la gelatina en 125 ml de agua fría con cuidado de no formar grumos, para ello dejamos que se hidrate durante 10'. Calentamos los otros 125 ml de agua y los añadimos a la gelatina. Mezclamos con el puré de fresas y dejamos templar hasta que empiece a coger consistencia. Aproximadamente una hora.
  • Para hacer el merengue italiano: Ponemos a calentar los 40 ml de agua con el stevia disuelto y un chorrito de sirope de ruibarbo a fuego medio hasta que alcance 120 º, aproximadamente 10'. Mientras montamos las claras con una pizca de sal. Sin dejar de batir echamos el almíbar aun caliente en forma de hilillo. Seguimos batiendo hasta que se  formen picos duros y este brillante.
  • Nuestra gelatina estará empezando a espesarse, ahora es el momento de batirla en un bol grande con las barillas para que gane volumen y coja aire. Observad como quedan.


  • Unimos el merengue con la gelatina de fresas y batimos hasta obtener una mezcla homogenea bien aireada. Como la mezcla es algo pálida, le añadí una gota de colorante en gel rosa.
  • Repartimos en recipientes y refrigeramos. En un par de horas estará lista nuestra mouse.



  


Notas:
  • El sirope se puede sustituir por 100 ml de agua y una cucharada de azúcar.
  • El stevia corresponde a 100 gr de azúcar.
  • Se puede usar otro tipo de frutas para la mouse, peras, manzanas,...
  • Es muy importante dejar reposar la gelatina en  agua fria para que se hidrate bien y no se hagan grumos. 






La textura de esta mouse es muy esponjosa, como se puede apreciar en la foto, es una delicia, dulce y suave. Ademas es muy ligera y nada empachosa, te puedes tomar dos sin despeinarte. Estoy muy satisfecha con el resultado, tiene sabor a fresas acarameladas. 







¡Feliz fin de semana y besos dulzones!


Curso de modelado con Molly

Esta vez no traigo  receta, tenía ganas de compartir mi experiencia en el curso que hice en Diciembre de modelado. Hicimos una  simática embarazada con la fántastica Molly, toda  una experta  en esto de las figuras de azúcar, tanto fondant como isomalt, con un estilo inconfundible que me tiene enamorada. Os enseño las fotitos.





Esta es la que hizo Molly, para enseñarnos paso a paso y con mucha paciencia.  




Molly vino a España a dar tres cursos distintos, dos de hadas y el de la embarazada. Estoy muy contenta con la experiencia, he aprendido un montón, acabé agotada, ya que estuvimos de 10 de la mañana a 7 de la tarde. El modelado de figuras como estas lleva mucho trabajo, pero merece la pena solo al ver el resultado. Así me quedo a mi.


Lo que más me costó fue hacer los zapatitos, son tan pequeños, los dedos parecen super torpes cuando manejan cantidades tan pequeñas de fondant.



Algunos detalles del vestido y el pelo.



 Aquí mis compañeras de curso, después de horas de trabajo. En la base de la escalera, estoy al lado de Moni, la encargada de organizar magníficos cursos en su Taller de Alcobendas. Una mención especial para el traductor del curso, simpático, alegre, que nos animaba y ayudaba en todo momento. Aparece en la primera foto junto a Molly.



No dejéis nunca de aprender, es una manera de mantenerse activo y porque no algún día poder cambiar de rumbo nuestras vidas. Creo que  me he  puesto un pelín trascendental, bueno que espero que os animéis ha hacer cursos de lo que os guste, porque es muy divertido y gratificante.

Besotes y feliz semana.




Nevaditos con stevia y cerveza

Con esta receta doy por finalizada oficialmente las Navidades en el blog. Ya se que hace días que terminaron pero es que una gripe familiar muy inoportuna me ha impedido hacerlo antes. Estos bollitos son de mis preferidos y no  he podido resistirme  a hacerlos, pero a mi manera. En la receta original llevan vino y aunque el alcohol  se evapora durante el horneado, me he dicho a mi misma voy a experimentar a ver que pasa si lo cambio por cerveza sin. Además en vez de azúcar he usado stevia*.


* Stevia es una planta procedente de Paraguay, de la cual se obtiene un edulcorante natural que tiene un poder endulzante entre 30 y 45 veces más que el de la sacarosa, componente del azúcar. Son muchos sus beneficios para la salud, sobre todo para la obesidad y la hipertensión arterial, ya que apenas afecta a los niveles de glucosa en sangre. 

Después de este pequeño inciso, vamos a por la receta.

Ingredientes: 18 bocaditos
  • 250 gr de harina
  • 100 gr de mantequilla
  • 1/2 corteza de limon rallada 
  • 60 ml de cerveza sin (60 ml de vino blanco)
  • 10 gr de stevia (50 gr de azúcar)
  • Azúcar glase para decorar




Elaboración:

  1. Mezclamos la mantequilla a punto pomada con la harina,  el stevia y la ralladura.
  2. Añadimos poco a poco la cerveza.
  3. Amasamos hasta formar una bola y refrigeramos durante dos horas.
  4. Estiramos la masa con un grosor de 1 cm y cortamos con la forma deseada.
  5. Horneamos durante 30' a 180º.
  6. Dejamos enfriar y espolvoreamos con azúcar glas a nuestro gusto.


Notas:
  • Es importante antes de hornear los nevaditos, que este bien fría la masa para que no se deformen.
  • Tened en cuenta que a diferencia del azúcar, el stevia tiene sabor, un regusto final como a regaliz.



Receta resultona y facilona, con menos calorias, para ayudar a bajar los turrones.

Feliz fin de semana y seguid endulzandos la vida.



Roscón de Reyes

Estas últimas semanas estoy un poco de relax, pero no he dejado de hacer cositas dulces, no podía faltar el roscón de reyes. Hay muchas recetas estupendas  por la red y una de ellas es la de webos fritos, que es la que he usado para hacer este roscón. Después de mucho investigar es una de las recetas que más me ha gustado, por lo bien que esta explicada, una completisima entrada acompañada de un video donde lo explica  paso a paso, lo podéis ver pinchando aqui. Os enseño como me ha quedado.



Ingredientes: (2 roscones medianos o uno grande)

MASA MADRE
  • 70 gr de leche entera tibia
  • 10 gr de levadura fresca de panadero
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 130 gr de harina de fuerza
MASA ROSCÓN
  • 60 gr de leche entera tibia
  • 70 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 huevos tamaño M
  • 20 gr de levadura fresca de panadero
  • 25 gr de agua de azahar
  • 120 gr de azúcar glasé (aromatizado con la ralladura de media naranja y medio limón, previamente tamizado)
  • 450 gr de harina de fuerza
  • Pizca de sal
DECORACIÓN
  • Huevo batido
  • Azúcar humedecido con agua
  • Fruta escarchada al gusto ( en mi caso guindas y corteza de naranja)




Elaboración:

MASA MADRE

  1. Templar la leche y mezclar con la levadura fresca para que se disuelva. Añadir la harina y el azúcar, formamos una bola sin amasar demasiado.
  2. Poner un bol con agua templada, sumergimos la bola de masa madre, cuando flote estará lista para ser utilizada. Tarda unos 10-15'.


Roscón sin hornear


MASA ROSCÓN

  1. Deshacemos la levadura en la leche tibia.
  2. Tamizamos la harina, añadimos los huevos, el azúcar aromatizado, la mantequilla punto pomada, la sal, el agua de azahar, la masa madre y por último la leche con la levadura.
  3. Mezclamos todo enérgicamente usando amasadora. He usado el gancho amasador de mi mezcladora. 
  4. Amasamos sobre la encimera previamente engrasada durante unos minutos hasta obtener una masa elástica y no pegajosa. Formamos una bola y dejamos reposar en un bol tapado con film en una habitación cálida durante 4 o 5 horas, hasta que duplique su tamaño.
  5. Pasado ese tiempo, dividimos la masa en dos para hacer dos roscones y formamos dos bolas que dejaremos reposar 5'.
  6. Damos forma de roscón a la masa haciendo un agujero en el centro suavemente. Si la masa encoge la dejamos reposar 10' más para que después se maneje mejor.
  7. Colocamos los roscones en las bandejas de horno sobre papel vegetal. Colocamos un aro de emplatar engrasado o similar en el centro para que no se deforme. Dejamos levar unas 2 horas más tapados con un paño de algodón en una zona cálida de la casa.
  8. Una vez que han duplicado de nuevo su tamaño, pintamos suavemente la superficie con el huevo batido con cuidado de no pincharlo para que no pierda el aire.
  9. Adornamos a nuestro gusto con la fruta escarchada y el azúcar húmedo.
  10. Precalentamos el horno a 200º con calor arriba y abajo.
  11. Horneamos cada roscón, 5' a 200º y luego 10' más a 180º. Ponemos papel de aluminio cubriéndolos si vemos que  se tuesten demasiado, para que no se quemen.
  12. Dejamos enfriar sobre una rejilla. Quitamos el aro ayudándonos de un cuchillo y rellenamos cuando estén bien fríos. He dejado uno sin rellenar y el otro relleno de nata montada.





Roscón 1


Roscón 2

Notas
  • Hacer roscón es como todo, es cuestión de tiempo, cualquiera puede hacerlo sin conocimientos previos. Siguiendo los pasos y con tiempo porque el tiempo de levado son unas 7 horas totales y luego hay que añadir la masa madre que son 15' más, media hora de horneado y el tiempo de mezcla y amasado.
  • La leche estará tibia  cuando metamos el dedo y no sintamos ni frío ni calor.
  • El azúcar aromatizado se hace simplemente mezclando el azúcar glas tamizado con la ralladura de la fruta.
  • El azúcar húmedo es muy fácil de hacer, se pone azúcar normal y se le añaden unas gotas de agua, mezclamos con los dedos  hasta obtener un azúcar que se apelmaza y se puede coger a montoncitos.
  • Se puede hacer la masa madre y meter en la nevera hasta hacer la masa de roscón sino podemos hacerlo inmediatamente después. También podemos dejar levando la masa de roscón toda la noche en la nevera, tardará mas tiempo pero funciona igual. Antes de manipularla dejarla fuera para que se ponga a temperatura ambiente y así continuar con el segundo levado.
  • Este roscón dura 2 o tres días con relleno, si no se rellena se endurece antes y pierde frescura. Si no se va a consumir se puede congelar sin rellenar. 
  • Para decorar se puede añadir otras frutas o almendras laminadas. Los rellenos también son variados, trufa, crema, ... etc.


En la foto se ve la esponjosidad del roscón y como rellenarlo de nata.




Espero que los Reyes os traigan muchas cosas y que os animéis a hacer roscón casero con esta o cualquier otra receta porque es divertido hacerlo y sobre todo compartirlo con la familia y los amigos.

Besitos dulces y Felices Reyes.