Páginas

Mini roscones (de ración) y como congelar levadura fresca.

Bueno después de la resaca navideña os traigo los rosconcitos de este año, la receta no cambia sigo utilizando la de Ibán Yarza, lo único que he cambiado ha sido la presentación. Unos roscones sin agujero individuales tipo torta, oye así no se discute, que si me has cortado un trozo demasiado grande, que ese no me gusta que tiene fruta, que si....





Esta vez  haré un pequeño inciso sobre la levadura fresca. No sé a vosotros, pero a mi eso de comprar la levadura fresca y tirarla casi entera porque caduca enseguida o porque usas una parte muy pequeña, me da una rabia, así que he probado a congelar pequeñas porciones y el resultado es estupendo. Ahora compro la levadura en el obrador de una panadería cerca de mi casa, me cobran por peso y es muy económica. Luego la divido en porciones que suelo utilizar en las recetas, unos 15 gr o así o incluso menos y las envuelvo en papel de aluminio y al congelador. Cuando la necesito saco un paquetito y lo dejo fuera a temperatura ambiente, en poco tiempo se descongela y está en perfectas condiciones para ser usada.  A que es fácil, pues nada a ponerlo en práctica si os resulta útil.





Como podéis ver  sigo practicando con la cámara, tengo mucho que aprender aún pero me voy defendiendo. En esta ocasión me he buscado una mini ayudante, me dan ganas de comerme esa manita coqueta además del roscón, del que a día de hoy solo quedan las fotos, jejeje. Han salido riquisimos y sin rellenar, mojaditos en la leche calentita, una delicia.





Casi se me olvida, contaros que dividí la masa en porciones de unos 100 gr y únicamente decoré con fruta escarchada que tenía en casa (pera, meloctón y calabaza) y puñaditos de azúcar previamente humedecida con una pizca de agua.


Os dejo una foto mía, 





pero mi mano no es ni la mitad de fotogénica que la de mi nena.


Desde mi pequeño y dulce rincón me despido, tened buena semana y que el comienzo de la rutina no os impida disfrutar de cada día y si es con dulces caseros mejor que mejor.





Cookies Brownies

Entre tanto turrón, mazapán y polvorón porque no unas deliciosas cookies de chocolate, para variar un poco y entretener a los peques de la casa mientras ejercen de reposteros. Una receta que en cuanto la vi me dije, esta la tengo que hacer y es que el blog de Kanela y Limón me tiene enamorada, sus recetas, sus fotos, no dejéis de echarle un ojo.




Ingredientes
  • 110 gr de chocolate negro
  • 30 gr de mantequilla
  • 1 huevo M
  • 80 gr de azúcar integral de caña
  • 55 gr de harina normal
  • 1/2 cucharadita de levadura
  • 1 cucharadita de café soluble descafeinado
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 1 cucharadita de canela
  • 1cucharadita de gengibre
  • 50 gr de chips de chocolate
  • 50 gr de m&m

Elaboración
  • Precalentar el horno a 180º
  • Fundir el chocolate y la mantequilla en el micro.
  • Por otro lado batimos el huevo con el azúcar, el café, la vainilla y las especias. Durante un par de minutos hasta que espumen.
  • Agregamos al huevo el chocolate templado hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Incorporamos la harina junto con la levadura tamizadas previamente.
  • Por último añadimos los chips de chocolate.
  • Tomamos porciones de la masa con una cuchara y colocamos en la bandeja sobre papel de horno, bien separadas porque crecen el doble. 
  • Decoramos cada galleta con los m&m y horneamos durante 12-15'.
  • Dejamos enfriar bien antes de retirarlas de la bandeja, ya que son muy blanditas y se rompen.




Notas
  • La masa es muy húmeda y pringosa, no se puede trabajar con las manos por eso se pueden usar una cuchara.
  • El café soluble potencia el sabor del chocolate, he utilizado descafeinado para que puedan tomar las galletas mis niñas. Se puede prescindir del el, pero da un toque muy rico.
  • La canela y el gengibre son opcionales, son dos especies que me encantan y aportan un toque entre dulzón y ligeramente picante.
  • Los m&m aportan color, textura y sabor, es un añadido extra, se puede prescindir de ellos o añadir otro ingrediente.





Me salieron una docena de  galletas grandecitas y nos han sabido a poco. Estas cookies son una delicia, cremosas por dentro, ligeramente crujientes por fuera y super chocolatosas, me recuerdan mucho a la textura del brownie. Están de vicio.





Así que, si os cansáis del turrón, estas cookies son una opción de diez.

Con esta recetuqui os deseo un Feliz año y sobre todo que el 2017 sea al menos tan dulce como este.




Mazapán casero

Para Navidad que rico es el mazapán, pero si es hecho por uno mismo se disfruta mucho más y no os imagináis  que diferencia. Una vez que lo hagáis ya no os gustará otro.





Ingredientes (16 uds)

175 gr de harina de almendras*
100 gr de azúcar integral de caña
50 gr de miel
25 ml de agua
Canela en polvo 
Ralladura de medio limón
1 huevo batido para pintar

* He molido las almendras con su piel, (tengo la suerte de que mi familia tiene almendros), de esta manera le aportamos fibra natural y así tenemos mazapán integral (cualquiera se pone a quitarle la piel a las almendras crudas). 








Elaboración
  1. Primero hacemos un almíbar, con el agua, el azúcar y la miel. Ponemos estos ingredientes en un cazo a fuego medio alto, hasta que empiece a hervir sin pasarnos de los 120º en ningún caso porque sino se nos hará caramelo y el mazapán no saldrá. Aromatizamos a su vez el almíbar con la ralladura de limón (ecológico, este además de ser más aromático no contiene sustancias químicas en su piel).
  2. Mezclamos el almíbar con la almendra molida hasta obtener una mezcla homogénea. Dejamos reposar unas horas. Con el paso de los minutos  la almendra va absorbiendo el almíbar  y la textura de la masa cambia, en un principio parece una pasta densa y luego se hace más terrosa, fácilmente compactable y nada pegajosa de aspecto opaco.
  3. Dividimos la masa en porciones de unos 20 gr y damos la forma que más nos guste, flores, caracoles, ....
  4. Dejamos reposar los mazapanes sobre papel de horno en la bandeja durante 24 horas (fuera de la nevera, al aire), para que se seque la superficie y no pierdan su forma durante el horneado.
  5. Batimos el huevo y pincelamos con una capa muy fina cada mazapán.
  6. Ponemos el grill y colocamos la bandeja en la parte alta del horno durante 3 o 4 minutos, con cuidado que se queman muy fácilmente.
  7. Dejamos enfriar y a degustar.



He de confesar que no me salieron a la primera. Después de varios intentos,  me pase con el almíbar , hice caramelo y la masa fue un desastre. Pero no quedó ahí la cosa, también me pasé con el horno, más bien no llegué, puse el horno a 200º  y no solo no se tostaron por arriba sino que se me desparramaron enteros y los tuve que tirar de lo duro que quedo aquello al enfriar, un desastre. Pero el que la sigue la consigue y lo volví a intentar y quedaron de lujo, bonitos, deliciosos y encima con ingredientes de calidad. 





Hacedlos, que con estas sencillas indicaciones os saldrán seguro y cuando los probéis, os sorprenderá su sabor dulce y afrutado. 


Me despido  y con esta receta doy por  inaugurada  la  Navidad en el blog, 









Muffins de queso con arándanos

Hola golosos, ¿os apetecen unos muffins?. Está receta es fácil y muy rica, venga vamos a ello, pero antes una muestra.




¡¡¡ Menuda pinta tienen  !!!!



INGREDIENTES

2 yogures 
100 gr de queso crema
3 huevos M
2 vasos de yogur de azúcar moreno
1 vaso de yogur de aceite de oliva suave
3 vasos de yogur de harina
1 sobre de levadura en polvo
50 gr de arándanos frescos



ELABORACIÓN
  • Precalentamos el horno a 180º
  • Batimos el azúcar con los huevos hasta que doblen su tamaño.
  • Añadimos el aceite en forma de hilo sin dejar de batir.
  • Ahora ponemos los yogures, previamente mezclados con el queso crema para suavizar la mezcla y que no se hagan grumos.
  • Tamizamos la levadura con la harina y la incorporamos suavemente en varias veces con una cuchara de madera o espátula. Así evitamos que la mezcla pierda esponjosidad.
  • Finalmente los arándanos, dejamos unos pocos para poner encima de cada muffin justo antes de meterlos al horno.
  • Ahora repartimos la masa en las cápsulas y  dos o tres arándanos encima de cada muffin.
  • Horneamos durante 20-25', hasta que estén dorados.



Notas

  • La receta la he obtenido de varias fuentes de la red, haciendo pequeños ajustes, para adaptarla a los ingredientes que tenía en casa. Admite variaciones, poner azúcar blanco, aceite de girasol o mantequilla, etc.
  • Con estas cantidades me han salido 15 muffins.
  • Con respecto al yogur le he puesto unos que tenía con arándanos, pero se le pueden poner naturales o de limón.
  • Aguantan perfectamente varios días guardados en un taper o caja cerrada para que no se sequen.
  • Sin duda, lo que he notado es que cuando hago bizcocho de yogur este no me sale tan aterciopelado como este y eso es por añadirle el queso crema, que le aporta mucha jugosidad y textura. 




Redactando esta entrada ya no quedan ni las migas, ricos es poco decir, a mis niñas les han encantado y ya sabéis que los peques son muy exigentes.




Me despido ya mis golosos curiosos hasta la próxima recetuqui.

¡ Feliz semana !