Páginas

Muffins de queso con arándanos

Hola golosos, ¿os apetecen unos muffins?. Está receta es fácil y muy rica, venga vamos a ello, pero antes una muestra.




¡¡¡ Menuda pinta tienen  !!!!



INGREDIENTES

2 yogures 
100 gr de queso crema
3 huevos M
2 vasos de yogur de azúcar moreno
1 vaso de yogur de aceite de oliva suave
3 vasos de yogur de harina
1 sobre de levadura en polvo
50 gr de arándanos frescos



ELABORACIÓN
  • Precalentamos el horno a 180º
  • Batimos el azúcar con los huevos hasta que doblen su tamaño.
  • Añadimos el aceite en forma de hilo sin dejar de batir.
  • Ahora ponemos los yogures, previamente mezclados con el queso crema para suavizar la mezcla y que no se hagan grumos.
  • Tamizamos la levadura con la harina y la incorporamos suavemente en varias veces con una cuchara de madera o espátula. Así evitamos que la mezcla pierda esponjosidad.
  • Finalmente los arándanos, dejamos unos pocos para poner encima de cada muffin justo antes de meterlos al horno.
  • Ahora repartimos la masa en las cápsulas y  dos o tres arándanos encima de cada muffin.
  • Horneamos durante 20-25', hasta que estén dorados.



Notas

  • La receta la he obtenido de varias fuentes de la red, haciendo pequeños ajustes, para adaptarla a los ingredientes que tenía en casa. Admite variaciones, poner azúcar blanco, aceite de girasol o mantequilla, etc.
  • Con estas cantidades me han salido 15 muffins.
  • Con respecto al yogur le he puesto unos que tenía con arándanos, pero se le pueden poner naturales o de limón.
  • Aguantan perfectamente varios días guardados en un taper o caja cerrada para que no se sequen.
  • Sin duda, lo que he notado es que cuando hago bizcocho de yogur este no me sale tan aterciopelado como este y eso es por añadirle el queso crema, que le aporta mucha jugosidad y textura. 




Redactando esta entrada ya no quedan ni las migas, ricos es poco decir, a mis niñas les han encantado y ya sabéis que los peques son muy exigentes.




Me despido ya mis golosos curiosos hasta la próxima recetuqui.

¡ Feliz semana !













Miss Macaron, mi versión.

Esta entrada va a ser un poco diferente, sin receta, pero si con mucha foto, para que veáis lo que me ha tenido tan ocupada. Os cuento, he hecho otro de los cursos de la Tallerería, concretamente de modelado y nada menos que con Paloma Sempere del blog “Dolça Llepolia”He aprendido una barbaridad y muy bien acompañada durante todo un mes. La Tallerería supera siempre mis expectativas, eso si, siendo cursos que se hacen desde casa  hay que dedicarle tiempo y esfuerzo para aprovecharlos al máximo. Ademas, lo mío ya es vicio, este mes estoy haciendo otro de fotografía y estilismo culinario, Food & Click, con  Patri del blog saboresymomentos y Erica de Erica Schiavi Fotografía, y estoy encantada. Mi cámara ya no es una extraña para mi y empiezo a ver un poco la luz, nunca mejor dicho, para que las fotos del blog sean cada vez más bonitas. Bueno, vamos que os enseño como me quedo mi "gordita de azúcar".




















Con esta chica tan dulzona me despido, buen fin de semana a todos.







Bizcocho de calabaza para Halloween

Hola golosos, no me he olvidado del blog, ya se que ha pasado un mes desde la última publicación y es que he estado haciendo un curso de modelado en la Tallerería que me tenía completamente absorbida, ya os contaré todo al respecto, pero ahora os traigo una rica receta de otoño con un aire algo tétrico, ya que estamos casi en Halloween. Aprovechando esta ocasión para decorar nuestras recetas dulces. Y sino, mirad...



Bizcocho de calabaza 


Ingredientes
  • 260 gr de harina de espelta
  • 2 tsp de levadura en polvo 
  • 1/2 tsp de bicarbonato
  • 1 tsp de jengibre mólido
  • 1 tsp de canela
  • 1/2 tsp de nuez moscada
  • 1/2 tsp de sal
  • 125 ml de aceite de oliva suave
  • 2 huevos
  • 125 gr de azúcar integral de caña
  • 125 ml de buttermilk (100 ml de leche con una cucharada sopera de vinagre de manzana)
  • 200 gr de puré de calabaza
Para decorar:
  • 50 gr de azúcar glas
  • Un chorrtito de leche o agua
  • Colorante naranja
  • Un poco de fondant (negro, marrón y verde)
  • 50 gr de chocolate blanco fundido
  • Crema de cacao y avellanas para rellenar.




Elaboración:
  1. Precalentamos el horno a 175º
  2. Tamizamos todos los ingredientes secos juntos menos el azúcar.
  3. Batimos los huevos junto al azúcar a velocidad máxima durante unos 5' hasta que aumenten su volumen.
  4. Añadimos el aceite en forma de hilos sin dejar de batir durante otro minuto más.
  5. Ahora vamos alternando 1/3 de los ingredientes secos con 1/2  de buttermilk, hasta acabar con ambas mezclas. Esta vez utilizamos varillas manuales o una espátula para que no baje de volumen la masa.
  6. Por último incorporamos el puré de calabaza bien escurrido de liquido. Este se hace muy fácil, en mi caso he puesto los trozos de calabaza al vapor durante 20' o hasta que estén blandos y ya solo queda batir bien y escurrir el liquido.
  7. Repartimos la masa en el molde o moldes elegidos bien engrasados, he escogido unos que tengo en forma de mini bund.
  8. Hornear durante 25'. Si es un único molde grande de 20 cm por ejemplo llevará más tiempo, unos 45'.
  9. Dejamos enfriar y decoramos.

Decoración:
  • Glaseado de azúcar: tamizamos el azúcar glas y le añadimos una cucharada sopera de leche o agua a nuestro gusto y mezclamos bien hasta obtener una salsa liquida. Añadimos colorante naranja.
  • Fundimos el chocolate blanco.
  • Por otro lado hacemos unos ojitos con fondant negro. Los  rabitos se hacen  mezclando irregularmente fondant marrón y verde dándole la forma de churrito,  más fino por un lado y enroscándolo sobre si mismo.
Primero enrasamos bien los bizcochos porque al crecer en el horno, debemos cortar la chepa para poder unirlos dos a dos. Después calentamos un poquito la crema de chocolate y avellanas para que fluya mejor y caiga formando la boca, así unimos los bizcochos para que queden en forma de calabaza. A continuación vertemos el chocolate fundido por arriba y seguidamente el glaseado de azúcar. Por último ponemos los detalles, pegamos los ojos con el mismo chocolate y colocamos los rabitos en el hueco que hace la forma del molde en el  bizcocho. Ya están listas nuestras calabazas misteriosas.




Notas 
  • He utilizado harina de espelta porque en casa tengo variedad de harinas, pero la receta original utiliza harina de trigo normal.
  • Se le pueden añadir nueces u otros frutos secos, quedan un bizcocho con tropezones muy rico.
  • Estas cantidades me dieron para hacer cuatro mini bunds cakes y seis cupcakes. Para que os hagáis una idea he hecho la miad de la receta de Manzana y canela y la receta completa es para un molde de 23 cm, es decir un bizcocho grandecito.
  • El bizcocho por si solo está delicioso, pero si le pones la crema de chocolate y avellanas con el chocolate blanco, está de miedo. Vamos unas mini tartas en toda regla.






 Los toppers que aparecen en las fotos, son comestibles. Están hechos con imágenes en papel de azúcar que he pegado a dos  círculos de fondant con un palo de helado como si fueran piruletas. Se pueden hacer de cartulina, más fácil aún y divertido de hacer por los peques de la casa.








Con esta receta os deseo  a todos los golos@s que os paséis por aquí
un buen fín de semana largo y no dejéis de disfrutar como siempre de lo hecho en casa y si es en compañía mejor que mejor.



Galletas de maíz y espelta con mensaje

¡¡¡¡Hola golosos!!!, como va septiembre, ¿ya estáis adaptados al ritmo diario?.  La receta de hoy es muy sencilla, pero no por ello menos rica. Unas deliciosas galletitas para cualquier ocasión.



Ingredientes para 35 galletas medianas
  • 125 gr de mantequilla blanda
  • 175 gr de harina de maíz
  • 175 gr de harina de espelta
  • 200 gr de leche condensada
  • 1 yema de huevo

Elaboración
  1. Batimos la mantequilla con la yema y la leche condensada.
  2. Añadimos las harinas tamizadas poco a poco.
  3. Estiramos la masa con un rodillo y refrigeramos 2 o 3 horas.
  4. Cortamos las galletas con la forma deseada y refrigeramos otros 15'.
  5. Precalentamos el horno a 160º
  6. Horneamos durante unos 15'.
  7. Dejamos enfriar 5' y listas.

Notas
  • La harina se puede usar toda de maíz y así serán galletas sin gluten aptas para celiácos.
  • La espelta es un cereal muy antiguo que fue origen de todas las variedades de trigos que existen en la actualidad. Es una opción muy interesante para nuestra dieta ya que aporta nutrientes extra como su gran contenido en proteinas de alto valor biológico y  aminoácidos esenciales. También contiene minerales y vitaminas sobre todo del grupo B. Eso si tiene gluten, así que no es apto para celiacos.
  • La fuente de esta receta es de unas galletas de maíz y leche condensada de color muy pálido que es muy popular en la red, la podéis encontrar muy facilmente y en distintas versiones.
  • Para hacer estas galletas he usado unos sellos especiales para galletas y quedan muy  cucas. Pero se pueden hacer con  la forma que os guste incluso hacer bolitas y marcar con un tenedor que es como se suelen hacer habitualmente estas galletas.



Bueno hasta aquí la receta de hoy, espero que os haya gustado y que la hagáis en casa, en la mía ya no quedan ni las migas.


Buen comienzo de semana a todos,