Páginas

Bizcocheesecake de boniato (sin queso y sin azúcar)

 Me ha costado mucho poner  nombre a este pastel y ahora os explico porqué. Esta formado por una capa de bizcocho de boniato y otra de cheesecake (sin queso) y que se hornea todo a la vez. Es decir, no hacemos un bizcocho que luego rellenamos, no, no. Si no que hacemos estas dos masas, que colocamos en el molde de forma alterna y horneamos al baño maría como una cheesecake clásica. Bueno no quiero enrollarme más, una foto y os explico como hacerla, es fácil, ya veréis. 




Fuente: Cheesecake de boniato de Megasilvita


INGREDIENTES (Molde 18 cm)

Bizcocho de boniato:
  • 200 gr de puré de boniato
  • 150 gr de harina de avena integral
  • 3 huevos
  • 150 gr de sirope de dátiles
  • 100 ml de bebida de avena
  • 30 gr de AOVE
  • Cucharadita de café de levadura
  • Pizca de sal
  • Canela y nuez moscada 

Falsa cheesecake:
  • 400 gr de yogur tipo griego 0%
  • 3 huevos
  • 40 gr de harina de coco
  • 150 gr de sirope de dátiles
  • Vainilla 

Salsa de fresas:
  • 200 gr de fresas
  • 50 gr de dátiles
  • Chorro zumo de limón




ELABORACIÓN

Bizcocho: Montamos los huevos hasta que estén bien esponjosos. El AOVE lo vertemos en forma de hilillo sin dejar de batir. Añadimos el sirope de dátiles junto con el boniato hecho puré. Ahora alternamos los ingredientes secos (harina, canela, nuez moscada, levadura y sal) con la bebida de avena. 

Cheesecake: Batimos todos los ingredientes con varillas, huevos, sirope de dátiles, vainilla, yogur y la harina de coco.

Salsa de fresas (coulis):
Ponemos en un cazo a fuego medio bajo las fresas limpias y troceadas con los dátiles. Añadimos el zumo de limón y dejamos cocer hasta que estén tiernas. Podemos añadir un poco de agua para aligerar la salsa. Batimos hasta obtener una salsa fina. Dejamos enfriar, la podemos hacer de un dia para otro.

Pastel: Precalentamos el horno a 160º. Utilizando un molde desmontable, en la base ponemos la mitad de la masa del bizcocho, después la mitad de la masa de la cheesecake, luego el resto de la masa de bizcocho y por ultimo lo que nos queda de masa de cheesecake. Introducimos el molde en un recipiente con agua caliente para hacer el baño maría y horneamos durante 50' aproximadamente. Es importante que el molde sea estanco para que no le entre el agua o podemos cubrirlo con papel de aluminio para cubrir la base y que no le entre el agua mientras se hornea. El pastel estará listo cuando cuaje, no os paséis del tiempo porque debe quedar jugoso y cremosos, así que para saber si esta hecho al introducir una brocheta debemos notar que esta consistente pero la brocheta debe mancharse un poco.
Una vez frio desmoldamos con cuidado y vertemos por encima la salsa de fresas. Podemos decorar con fruta a nuestro gusto.




Consejos:
  • La harina en principio puede sustituirse por harina de almendras o mezclar ambas. La harina de coco para la parte de la cheesecake se puede sustituir por harina fina de maíz.
  • En la receta de Silvia no utiliza sirope de dátiles para endulzar sino eritritol (50-60 gr para el bizcocho y 30-40 gr para la cheesecake).
  • La cheesecake lleva queso como ingrediente principal y este pastel yogur cremoso sin grasa en su lugar que da muy buen resultado en estas tartas y es más saludable. Evidentemente no es lo mismo, el sabor es diferente más suave y la textura que aporta la grasa tampoco es la misma. Pero es una opción muy buena si no queremos privarnos de un pastel de este tipo sin aportar grasa ni azúcar.
  • El horneado es delicado porque si nos pasamos de tiempo quedará dura. Es preferible que quede más jugosa.
  • Os recomiendo una vez fría llevarla a la nevera para que se asiente. Para conservarla, siempre  tapada y refrigerada.  



Un postre muy completo para cualquier celebración y apto para celiacos y diabéticos. El resultado es un pastel fresco, jugoso y  muy aromático gracias a la salsa de frutas. No dejéis de hacer postres en casa, el resultado es riquisimo y la satisfacción grande.

Feliz semana a todos, 






Bizcocho de peras (sin azúcar)

 No me decidía con que receta empezar el año, pero Belén de Cupcakesagogo compartió la receta de este bizcocho de peras en su perfil  @cupcakesagogo y no pude resistirme, espero que no se enfade si hago algún cambio y la adapto a mis gustos. 


Ingredientes (Molde de 18 cm)

  • 3 huevos L
  • 12 cucharadas de harina de avena integral (120 gr)
  • 12 cucharadas de AOVE (70 gr)
  • 12 cucharadas de sirope de dátiles (200 gr)
  • 12 cucharadas de zumo de limón
  • 2 o 3 peras según su tamaño
  • 14 gr de levadura e polvo
  • Canela
  • Agua de azahar
  • Pizca de sal

Elaboración:
  1. Batimos muy bien los huevos hasta que doblen su tamaño. 
  2. Añadimos el sirope de dátiles, seguidamente el aceite de oliva, el zumo de limón y el agua de azahar a nuestro gusto (1 o 2 cucharadas)
  3. Por otro lado tamizamos la harina con la canela, la levadura y la sal.
  4. Incorporamos los ingredientes secos en dos o tres veces con movimientos envolventes.
  5. Ya solo queda pelar y trocear las peras, yo utilice un par de peras de conferencia que son grandes y muy dulces. De la parte más ancha de las peras corte unas rodajas finas para colocar por encima del bizcocho justo antes de meter al horno.
  6. Engrasamos el molde y horneamos a 180º durante unos 50' o hasta que veamos que al pinchar una brocheta sale limpia.
  7. Dejamos enfriar y desmoldamos. 




Notas:
  • Belén en la receta original utiliza harina normal y 12 cucharadas de azúcar que vienen a ser unos 120 gr.
  • El agua de azahar y la canela son opcionales pero le aportan un plus de sabor sin quitarle protagonismo a las peras.
  • Podemos decorar con un  poco de azúcar glas por encima o con el delicioso glaseado de queso y Calvados (aguardiente de origen francés que se obtiene de la destilación de la sidra de manzana) que propone Belén en su receta. Si ya de por si el bizcocho esta espectacular no quiero ni pensar como estará con este glaseado. 😋
  • Como se puede ver en la receta lo he adaptado para que no tenga azúcar añadido ni gluten, así que es apto para diabéticos y celiacos. 
  • Mejor guardar en la nevera, al ser un bizcocho húmedo tipo pastel se estropea antes, pero aguanta bien dos o tres días, si es que os dura tanto. 😂





Bizcocho extra jugoso casi como un pastel, los dátiles y las peras le aportan mucha humedad. El agua de azahar le da un toque delicioso, pero elegid una de calidad, hay una gran diferencia, os recomiendo la de Luca de Tena, la podéis conseguir en farmacias, es cara pero da mucho de si. 

!Buena semana a todos y a cuidarse mucho¡






Cheesecake de Caqui sin azúcar

 La receta de hoy es muy interesante, ideal para estas fechas navideñas. Es una  cheesecake saludable con   fruta de temporada, con poca grasa y sin azúcar. Que más se puede pedir, echadle un vistazo.




Ingredientes ( Molde de 18 cm )
  • Para la base:
  • 160 gr de harina de almendra
  • 60 gr de dátiles sin hueso (3 dátiles medjoul)
  • 25 gr de cacao en polvo desgrasado sin azúcar
  • 30 gr de AOVE
  • Para la tarta:
  • 400 gr de caqui (2 aprox)
  • 200 gr de yogur batido 0% 
  • 120 gr de dátiles sin hueso
  • 4 huevos corral (M-L)
  • Vainilla al gusto
  • Pizca de sal






Elaboración:
  • Base: 
  1. Trituramos los dátiles junto con la almendra molida.
  2. Añadimos el cacao en polvo y el AOVE, obtendremos una especie de tierra húmeda.
  3. Cubrimos la base de nuestro molde con la masa de forma uniforme y compactándola bien. Usaremos un molde desmontable, que previamente habremos encamisado.
  • Relleno:
  1. Batimos los huevos a temperatura ambiente junto con la pizca de sal. Deben quedar bien espumosos.
  2. Añadimos la vainilla y reservamos.
  3. Pelamos los caquis y los trituramos junto con los dátiles.
  4. Incorporamos el yogur batido a los caquis y mezclamos bien.
  5. Por último añadimos los huevos batidos poco a poco, integrando suavemente con una espátula para que no pierdan el volumen.
  6. Horneamos a baño maría a 180º durante unos 45'. Después bajamos la temperatura a 160º y horneamos de 15 a 20' más.




Notas
  • En este tipo de tartas, que son muy jugosas, es importante encamisar el molde y usar uno desmontable, sino la tarta se romperá con toda seguridad al intentar sacarla. Lo que hago es coger un buen trozo de papel de horno y mojarlo, escurrirlo bien y adaptarlo a todo el molde. Esto también evitara que el agua del baño maría entre en el molde y estropee la tarta si nuestro molde no es hermético.
  • Para la base podemos usar el fruto seco que más nos guste, anacardos, pistachos o nueces. En este caso he usado almendra puesto que es más fácil de encontrar ya molida. Pero también podéis moler frutos secos en el molinillo de café u otro robot de cocina con esta función.
  • Para la crema tiene como ingrediente principal  yogur batido 0%, también vale un queso batido 0% o un yogur alto en proteínas.
  • Lo interesante de esta tarta es el uso del caqui que le aporta mucho dulzor y cremosidad a la tarta sin aportarle excesiva agua. Se me ocurre que también se pueden utilizar plátanos maduros.
  • Si queréis darle un plus a este pastel, cubrir la parte superior con una fina capa de chocolate negro o una mermelada casera de caqui y ya sería la bomba.
  • La tarta la mantendremos en la nevera una vez fría.
 Una tarta fácil de hacer con ingredientes a nuestro alcance, fresca, jugosa, riquísima y sin azúcar. Lo tiene todo. Apta para diabéticos y celiácos.


Os deseo unas Felices Fiestas y que disfrutéis de la mejor manera posible estas Navidades.

¡FELIZ NAVIDAD!









Galletas de avena (sin azúcar)

La receta de hoy es un "super alimento" como dirían algunos, esta llena de nutrientes, nada de azúcar añadido, ni grasa, ni harina. Aporta energía, es saciante por su alto contenido en fibra y están ricas. Los ingredientes vienen a ser casi los mismos que la granola del desayuno, para los que no la conozcan es una mezcla de cereales, semillas y frutos secos y/o deshidratados con miel o azúcar, que se tuestan al horno para que estén crujientes. En este caso le añado plátano y dátiles para tener una masa húmeda y dar formar a las galletas. Así es como quedan.




Ingredientes: Para una plancha tamaño bandeja de horno
  • 250 gr de copos suaves de avena
  • 150 gr de sirope de dátiles *
  • Un plátano grande maduro
  • 50 gr de almendra picada 
  • 3 cucharadas soperas de semillas de sésamo tostado
  • 3 cucharadas de semillas de lino 
  •  3 clavos 
  • Cardamomo 
  • Canela  


Elaboración: 

  1. Molemos las semillas de lino y sésamo junto con los clavos y el cardamomo. Utilizo el molinillo de café y queda un polvo fino.
  2.  * Previamente habremos preparado nuestro sirope, que como ya he contado en otras ocasiones se hace muy fácil. Remojamos los dátiles deshuesados en agua caliente unos minutos y batimos hasta obtener una pasta o sirope suave, podemos añadir más o menos agua según el espesor que nos guste. Batimos entonces el plátano con el sirope.
  3. Mezclamos todos los ingredientes, primero los secos y luego añadimos la mezcla de dátiles. Obtendremos una masa terrosa, que si la apretamos se queda unida como la base de una chessecake.
  4. Extendemos esta mezcla sobre papel de horno por  toda la superficie de la bandeja. Da para cubrir toda la bandeja con una lámina de medio cm de grosor. Nos podemos ayudar de una cuchara para extender, de un rodillo pequeño o de un vaso haciéndolo rodar a modo de rodillo para que la lamina tenga un grosor homogéneo. Luego hacemos cortes con el cuchillo a lo largo y a lo ancho para dividir la masa en cuadrados. O más fácil aun, se pueden hacer bolas de masa con las manos, disponerlas en la bandeja y aplanarlas un poco para dar forma de galleta. 
  5. Horneamos a 180º durante unos 20' o hasta que se doren.
  6. Dejamos enfriar sobre la bandeja unos minutos y ya las podemos disfrutar o guardar en un taper.

 





Notas:
  • Ni que decir tiene que se le pueden poner otros frutos secos como nueces, avellanas o pasas.
  • El sirope de se puede hacer igualmente con pasas, de la misma forma, y tendríamos un rico y dulce sirope de pasas. Ahora en época Navideña hay una gran variedad de frutas deshidratadas, pero recordad que no tengan glucosa añadida o cosas así.
  • Las especias también son a vuestro gusto.
  • Me imagino esta masa añadiendo chips de chocolate negro y tienen que estar de vicio o con una cucharada de crema de cacahuete, que maravilla. Estas recetas que dan tanto juego me encantan.
  • Se conservan perfectamente en una caja cerrada sin problema varios días.



Una receta saludable, muy rica, ideal para niños, mayores, deportistas o para disfrutar simplemente. Espero que os guste y os animo a hacerla en casa, merece la pena y se puede hacer con los peques.

!Feliz semana¡