Páginas

Bizcocho de cerezas y lima sin azúcar

A quien no le apetece un buen bizcocho casero, y más ahora comenzando el otoño con un café o té bien caliente. Me encanta el otoño, te pones de nuevo los jerseys abrigaditos y se duerme de lujo. Las tardes de peli, palomitas y manta, los colores de los árboles. Bueno que me lio, os enseño como queda este delicioso bizcocho.



Evidentemente no estamos en temporada de cerezas pero se pueden comprar congeladas y lo bueno es que ya están deshuesadas y salen super dulces. Asique no hay excusas para hacer este rico bizcocho.


Fuente: Adaptación de la receta de Natalia Osorio,  Blog con Harina en mis zapatos

Ingredientes:
  • 200 gr de harina de avena integral
  • 100 gr de yogur griego
  • 120 gr de sirope de dátiles
  • 130 gr de mantequilla
  • 3 huevos
  • 1 cucharadita de levadura
  • Ralladura y zumo de una lima
  • 150 gr de cerezas deshuesadas
  • Chorrito de leche (si es necesario)
  • Vainilla al gusto

Elaboración:
  • Precalentar horno a 180º.
  • Tamizamos la harina junto con la levadura y reservamos.
  • Batimos el sirope de dátiles con la mantequilla a temperatura ambiente, hasta que este cremoso.
  • Añadimos los huevos ligeramente batidos de uno en uno.
  • Aromatizamos la masa con la vainilla, el zumo y la ralladura de lima.
  • Por último incorporamos a la mezcla el yogur y la harina alternando cada ingrediente poco a poco y con movimientos envolventes.
  • Si vemos que la masa está muy espesa, podemos añadir un chorrito de leche.
  • Ahora es el momento de incorporar las cerezas con delicadeza para que queden repartidas de forma homogénea por toda la masa.
  • Engrasamos el molde elegido y horneamos durante 45' a 180º.




Notas y consejos:
  • La harina se pude cambiar por una de trigo normal o cualquier otra integral. La harina integral absorbe más liquido y tal vez sea necesario añadir el chorrito de leche.
  • En cuanto al yogur, se pueden utilizar varias opciones, un yogur natural, de limón o un yogur más cremoso tipo griego.
  • El sirope de dátiles es muy sencillo de hacer, deshuesamos los dátiles, los troceamos un poco y los ponemos a cocer en un cazo con un poco de agua. Cuando estén blanditos, retiramos del fuego y batimos hasta obtener una pasta más o menos espesa. Podemos añadir más agua para que sea un sirope más fluido.
  • Las cerezas que uso las compro en grandes superficies, vienen congeladas deshuesadas y son muy dulces. Lo que hice fue descongelarlas un poco, como sueltan jugo, este lo incorporé a la masa y luego al final le añadí las cerezas con cuidado porque quedan blanditas. Si se ponen las cerezas congeladas, pueden soltar el jugo en el horno y tal vez el bizcocho se humedezca demasiado.
  • El resultado es un bizcocho muy jugoso, con textura de pastel abizcochado, por eso para conservarlo es mejor ponerlo en un taper cerrado, en la nevera porque este tipo de bizcocho es más perecedero que el normal.






Buen fin de semana y animaros a cocinar en casa, puede ser un buen plan para la tarde del sábado y ya de paso tienes preparado el desayuno del domingo. 😋






Bollos suecos de canela

 Hola a tod@s, de vuelta por aquí os traigo una receta de lujo. Me ha sorprendido lo fácil y deliciosa que es. Acostumbrada estos últimos meses a procesos más o menos largos para hacer pan (horneo pan cada tres días), esta receta es coser y cantar, ya veréis. Primero vamos a ver una imagen de estos bollitos.



Fuente: Adaptación  de la receta del Libro "Pan casero" Ibán Yarza

Ingredientes: 18 uds. 

  • 390 gr de harina
  • 210 gr de leche
  • 50 gr de azúcar moreno
  • 75 gr de mantequilla
  • 10 gr de levadura fresca de panadero
  • 4 gr de sal
  • 1 cucharadita de canela (si es de Ceylán mejor)
Para el relleno:
  • 50 gr de mantequilla
  • 50 gr de sirope de dátiles (pasta de dátiles hecha con dátiles remojados en agua caliente y batido hasta obtener una pasta más o menos densa a nuestro gusto)
  • 1 cucharadita de canela




Elaboración:
  1. Derretir la mantequilla en la leche caliente y dejamos templar.
  2. Cuando este templada añadimos la levadura en trocitos y removemos hasta disolver.
  3. Incorporamos dos tercios de la harina y removemos durante 5 minutos en un recipiente o vol grande con una espátula o cuchara de madera. Es importante remover hasta que la masa coja consistencia y espese. Es decir al principio parecerá una masa liquida y conforme pasen los minutos se formaran como fibras en la masa y se separará de los bordes del recipiente. La masa coge cuerpo y se liga.
  4. Incorpora el resto de la harina junto con el azúcar, la sal y la canela. Mezcla bien.
  5. Pasa la masa a la encimera y amasa manualmente hasta que quede suave y homogénea. Se debe pegar un poco al principio. A los 10' de estar amasando estará elástica, lisa y ya no se pegará.
  6. Deja fermentar más o menos 1 hora, no es necesario que doble su volumen solo que se infle un poco.
  7. Ahora estiramos con el rodillo, formamos una lámina cuadrada de 40 cm aprox. y de 3 mm de grosor. 
  8. Hacemos una pasta con los ingredientes del relleno y extendemos sobre la lamina con ayuda de una espátula. Doblamos la masa como si fuera un tríptico de los lados hacia el centro.
  9. Corta tiras del lado más corto de la masa con un corta pizzas o un cuchillo largo de 1 cm de ancho, obtendrás entre 12 o 20 tiras. A mi me salieron 18.
  10. Cogemos cada tira y la retorcemos, enroscándola sobre si misma en espiral.
  11. Las colocamos sobre papel de horno en la bandeja, separadas entre si, porque van a crecer bastante. Dejamos fermentar de 45' a 60', hasta que se inflen un poco.
  12. Pincelamos con huevo y horneamos durante 7' a 250 º.





Notas:
  • La receta original lleva cardamomo en vez de canela, se puede poner lo que más os guste, incluso se le pueden añadir pasas o nueces al relleno, lo bueno es que con esta masa puedes hacer múltiples variaciones. 
  • El resultado es un bollo muy tierno como el brioche y jugoso gracias al rápido horneado.
  • Se le puede poner azúcar en lugar del sirope de dátiles, pero así le quitamos azúcar y siguen estando deliciosos, dulces y aromáticos. Los dátiles tienen un sabor más o menos neutro y aportan mucho dulzor.
  • Se mantiene tiernos uno o dos días guardados en un taper. Pasado ese tiempo si llegan, se van secando un poco como cualquier bollo pero mojaditos en leche o un buen café estarán igualmente deliciosos.








Espero que os haya guastado la receta y ahora que vienen días más fresquitos, apetece hornear y tomar un cafetito caliente con un buen acompañamiento y si es casero mejor que mejor.

¡Feliz semana golos@s!






Magdalenas de avena y chocolate sin azúcar

Para esos días monótonos o aburridos, nada mejor que una buena dosis de chocolate para animar el día. Por eso os traigo una receta bien rica y sin azúcar para repetir si te apetece. Estas deliciosas magdalenas de chocolate de Delicious Martha.




Ingredientes (12 uds aprox)
  • 160 gr de harina de avena integral
  • 40 gr de cacao puro en polvo sin azúcar 
  • 40 gr de chips de chocolate
  • 2 plátanos maduros
  • 2 huevos
  • 4 dátiles medjoul (de los grandes)
  • 175 gr de leche o  bebida vegetal
  • 2 cucharadas de vainilla
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • Pizca de sal
  • Copos de avena para decorar





Manos a la obra
  1. Precalentar el horno a 160º
  2. Batimos los plátanos maduros con los dátiles deshuesados hasta obtener un puré denso.
  3. Por otro lado tamizamos la harina con el cacao,  las levaduras y la sal.
  4. Batimos ligeramente los huevos con la vainilla.
  5. Añadimos la leche o bebida vegetal a los huevos y seguidamente el puré de plátanos.
  6. Poco a poco agregamos la harina, integrando bien.
  7. Finalmente ponemos la mitad de los chips de chocolate a la mezcla, reservamos el resto.
  8. Rellenamos los papeles de magdalena hasta sus 2/3 partes y decoramos por encima con el resto de los chips de chocolate y unos copos de avena. 
  9. Horneamos a 160º durante 25'.
  10. Dejamos enfriar y a disfrutar.


Consejos
  • Podemos utilizar otra variedad de harina pero al ser integral es más saludable y ademas apta para celiacos. 
  • Los plátanos cuanto más maduros mejor aportaran más sabor y dulzora nuestra receta.
  • Si no tenemos dátiles medjoul podemos usar los normales que son  más pequeños y ponerle a la receta unos 7 aproximadamente.
  • Si queremos que nuestra receta sea cero azúcar debemos usar unos chips de chocolate sin azúcar o añadirle trocitos de chocolate negro sin azúcar. En las grandes superficies hay variedad de tabletas sin azúcar (puede contener edulcorantes) o sin azúcar añadido.
  • Si quereis saber la diferencia entre magdalena, muffin y cupcake en esta entrada hago una breve explicación.





Como veis la receta es sencilla, no tiene ninguna complicación. El resultado es delicioso y sin azúcar ni grasas, vamos que es una receta ideal tanto para diabéticos como para celiacos. Animaros a hacerla, es rápida de hacer y os resuelve el desayuno o la merienda de los peques.

Feliz semana y para los que esteís de vacaciones disfrutad y cuidaros mucho.





Tarta Banana Split

Pasado el confinamiento por fin hemos celebrado el cumple de mis dos hijas pequeñas con la familia y para ello la mejor idea era  hacer una tarta sencilla con mucho color. La combinación de sabores da el nombre  a esta tarta tan rica, bizcocho de plátano, mermelada de cerezas, mermelada de piña, crema de queso y vainilla y por último el chocolate derretido.





BIZCOCHO DE PLÁTANO (Molde de 20 cm)
(Fuente: Banana & Cream bundt cake del Rincón de Bea)
  • 100 gr de mantequilla punto pomada
  • 225 gr de azúcar moreno
  • 4 huevos de corral
  • 3 plátanos maduros
  • 350 gr de harina todo uso
  • 1 cucharadita y media de levadura en polvo
  • 1 cucharadita y un cuarto de bicarbonato
  • 333 ml de nata liquida
  • Aroma de vainilla
  • Pizca de sal
  1. Tamizamos los ingredientes secos
  2. Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que este cremoso y palidezca su color.
  3. Añadimos los huevos uno a uno, ligeramente batidos.
  4. Incorporamos una cucharada sopera de vainilla o una vaina.
  5. Machacamos los plátanos hasta hacer un puré y los integramos en la mezcla.
  6. Por último alternamos la harina con la nata e integramos bien todo el conjunto.
  7. Engrasamos bien nuestro molde y horneamos a 175º durante 60'. Los últimos 10' podemos bajar a 160º  o tapar el bizcocho con papel de hornear si se nos tuesta demasiado por arriba.

CREMA DE QUESO Y VAINILLA (para cubrir)
  • 400 gr de queso crema 
  • 300 gr de mantequilla
  • Vainilla
  • 100 gr de azúcar glas
  • 2 cucharadas de sirope de ágave
  1. Batimos la mantequilla punto pomada con el azúcar hasta obtener una mezcla cremosa y blanquecina.
  2. Añadimos el queso poco a poco, que habremos dejado fuera de la nevera hace un rato para que no esté tan frío. Si esta demasiado frío la mantequilla se enfriará también y no se integraran los ingredientes.
  3. Una vez tenemos una crema suave y esponjosa, incorporamos la vainilla y el sirope.
  4. Guardamos nuestra crema en la nevera para que coja cuerpo y guarde la forma a la hora de decorar. Con 15' o 20' es suficiente.




FALSA MERMELADA DE CEREZAS ( Relleno)
  • 250 gr de cerezas sin hueso
  • 50 gr de dátiles deshuesados
  1. Troceamos los ingredientes y ponemos en un cazo a fuego medio con un poco de agua.
  2. Cocinamos hasta que este tierno.
  3. Pasamos por la batidora para obtener una mezcla homogénea.
  4. Dejamos enfriar.

FALSA MERMELADA DE PIÑA (Relleno)

  • Una lata pequeña de piña en su jugo
  • 75 gr de dátiles.
  1. Troceamos la piña y los dátiles y ponemos a fuego medio junto con el jugo de la piña.
  2. Cocinamos hasta que estén tiernos, 15 o 20'.
  3. Batimos y dejamos enfriar.

CHOCOLATE DERRETIDO
  • 75 gr de chocolate negro al 85%
  • 120 gr de nata liquida para montar
  • 20 gr de mantequilla
  1. Ponemos a hervir la nata en un cazo.
  2. Retiramos del fuego y añadimos la mantequilla y el chocolate en trocitos.
  3. Dejamos 5' y removemos para que se forme una crema de chocolate espesa.
  4. Esperamos a que pierda calor unos 15', para poder usarlo. Verterlo con ayuda de un biberón por encima de la tarta.





MONTAJE DE LA TARTA

Tanto las mermeladas como el bizcocho lo hacemos el día de antes, así la miga del bizcocho estará mas asentada y los rellenos bien fríos de la nevera para que luego la crema de queso no se derrita, sobre todo ahora que es verano.
Cortamos los bizcochos en capas, a mi me salieron cuatro, y ponemos con la ayuda de la manga pastelera un cordón por todo el borde de crema de queso, luego repartimos una capa de mermelada por toda la superficie restante. El cordón de crema de queso hará que no se salga la mermelada al colocar el resto de las capas superiores. Vamos alternando una capa de cereza con otra de piña. 
Ahora cubrimos nuestra tarta con la crema de queso que estará fría, primero con la blanca y luego unos toques con la de color rosa, después de haberla dejado en le nevera un rato. Una vez que la hemos cubierto y alisado, la dejamos en la nevera de nuevo mientras preparamos el baño de chocolate. 
Cuando el chocolate haya perdido calor, llenamos un biberón y dejamos caer goterones por el borde de la tarta. El resto del chocolate lo extendemos con ayuda de una espátula por la superficie de la tarta. Metemos de nuevo en la nevera.
Con la ayuda de una manga pastelera y una boquilla decorativa, hacemos unos rosetones a nuestro gusto con la crema de queso rosa que nos ha sobrado.
Como decoración final cerezas confitadas, sprinkles de colores y bolitas de chocolate, quedará de lujo.




Espero que os haya gustado, es una tarta con varios pasos, pero ninguno es difícil y el resultado merece la pena. Una tarta con varios sabores todos ellos  complementarios. Equilibrada, no es nada empalagosa y se notan todos los sabores, ademas de jugosa. os puedo decir que nos ha gustado tanto, que he repetido el bizcocho, es una receta fantástica del Rincón de Bea.