Páginas

Tarta Olaf

Tartas de Frozen a porrón, pero este caso como protagonista tenemos al simpático Olaf, personaje preferido de la cumpleañera, mirad como quedó.



En principio no era una tarta difícil, pero al ser de 15 cm, a la hora de colocar la decoración el espacio era algo menor que lo que tengo acostumbrado, pero quedó el asunto bien resuelto. Unas estrellitas de fondant por aqui y por allá, imagénes en papel de azúcar * de los personajes y encima una lámina de fondant y sobre esta el muñeco de nieve más gracioso del cine, el pequeño Olaf en 2D.

* El papel de azúcar es de Postreadicción, que tengo que decir que es de muy buena calidad, no se rompe facilmente como otros y sus diseños son una monada. Tiene un gran catálogo en su tienda, ademas de otros productos diseñados por ella misma.





La tarta tiene un delicioso bizcocho de vainilla, relleno de ganache de chocolate negro y cubierta de buttercream de chocolate blanco para poder darle color a tono con la decoración.


Bizcocho de vainilla (15 cm) "Objetivo :Tarta perfecta, Alma Obregón"
  • 200 ml de aceite de oliva suave
  • 200 gr de azúcar integral de caña
  • 200 gr de harina normal
  • 4 huevos de corral, si son pequeños 5.
  • 1 cucharada sopera de pasta de vainilla
  • 2 cucharaditas de levadura
Mezclamos el aceite con el azúcar. Añadimos los huevos batidos con la vainilla. Tamizamos la harina con la levadura e integramos poco a poco a la mezcla. Repartimos la masa en los moldes bien engrasados y horneamos durante 20-25' a 180º, hasta que los bordes del bizcocho se separen del molde. Si usamos un solo molde alto, tardará más en hacerse, unos 40'. Dejamos enfriar antes de dsemoldar. Reservamos 24 horas hasta que montemos la tarta para que el bizcocho asiente bien. Una vez frío se mantiene refrigerado bien envuelto en papel film para que no se reseque.

Ganaché de chocolate negro (Solo para rellenar dos capas)
  • 175 gr de chocolate negro especial para fundir
  • 250 gr de nata para montar
Calentamos bien la nata hasta que empiece a hervir, retiramos del fuego. Troceamos el chocolate y añadimos a la nata caliente, removemos bien hasta que se derrita por completo. Dejamos que se enfrie la mezcla y refrigeramos unas 24 horas. En el momento de montar la tarta, batimos el ganache hasta que se monte bien, coja volumen y aclare ligeramente su color.


Buttercream de chocolate blanco (para cubrir el exterior)
  • 100 gr de chocolate blanco para fundir
  • 100 gr de azúcar glas
  • 200 gr de mantequilla punto pomada
Derretimos el chocolate o bien al baño maría o poco a poco en el micro con cuidado de que no se queme. Dejamos templar. Por otro lado tamizamos el azúcar glas y lo batimos a velocidad alta durante 5' junto con la mantequilla blandita. Pasado ese tiempo añadimos el chocolate blanco derretido poco a poco. Batimos 2' más hasta que obtengamos una crema super esponjosa y suave. En este caso separé la crema en dos (1/3-2/3), 2/3 teñí de color azul, para cubrir los laterales de la tarta.

Almíbar (para humedecer el bizcocho)
  • 50 gr sirope de ágave
  • Un poco de agua (embotellada mejor)
Ponemos a hervir el agua y el sirope, mezclamos y  cuando hierva, pasados unos segundos, retiramos y listo.






Notas

  • Ya sabéis que cada vez utilizo menos el azúcar refinado pero hay ocasiones en que es indispensable su uso, si queremos hacer una crema blanca o para la glasa real de las galletas, que es necesario que sea extrafino, como el icing sugar.
  • Para la crema de chocolate blanco he utilizado por primera vez chocolate de la marca Torras sin azúcar con edulcorante (maltitol), así puedo añadir azúcar para que la crema gane cuerpo pero sin que resulte excesivamente empalagosa.





La tarta quedó monisima y lo que es más importante a Valeria le gusto mucho, que para mi es todo un triunfo y una satisfacción. Desde aquí agradecerle a mi Lola,  la confianza puesta en mi para esta ocasión tan especial. 





Besotes dulces a todos,















1 comentario:

  1. que simpática Lourdes, seguro que le encantó.

    un besote

    ResponderEliminar