Páginas

GALLETAS DE FLORES

Hola, tengo un mono de buen tiempo que no podéis imaginar, esas tardes de parque y no estas ventiscas de nieve que estamos teniendo en Madrid,  que rollazo. Entonces como la primavera no llega, he decidido rodearme de flores a montones, sus aromas, sus colores.




Esta vez son galletas con aroma de rosas y decoradas con flores blancas y rosas. He usado una receta que hace tiempo tenía ganas de probar, de un libro que os recomiendo que se llama Biscuitteers Book of iced biscuits de Harriet Hastings y Sarah Moore, es muy completo, eso si está en inglés pero con un nivel básico y un diccionario se entiende bien.




Receta básica (Biscuitters)

- 125 gr de mantequilla 
- 350 gr de harina normal
- 100 gr de harina bizcochona (contiene levadura)
- 125 gr de azúcar normal
- 125 gr de golden syrup (es difícil de encontrar por eso lo he sustituido por sirope de Agave)
- 1 huevo batido
A esta receta le he añadido un toque especial, una cucharada sopera de pasta de rosas que compré hace poco, vienen a ser unos 20 gr. Se puede añadir cualquier aroma, vainilla, limón, almendra, las posibilidades son infinitas.



Procedimiento

1- Mezclamos las harinas tamizadas y el azúcar.
2- Añadimos la mantequilla punto pomada y amasamos con los dedos hasta que se hagan migas.
3- Incorporamos el huevo batido, la pasta de rosas y el sirope, amasamos hasta formar una bola.
4- Dejamos reposar en la nevera 4 o 5 horas ya estirada para que luego sea más fácil manipularla.
5- Cortamos con la forma deseada, en este caso redonda de 7 cm. Enfriamos 15 minutos más mientras precalentamos el horno a 170º.
6- Metemos al horno y en 12 minutos aproximadamente estarán listas, cuando se empiecen a dorar los bordes.

Me han salido 32 galletas.

Para la decoración he dibujado las flores en papel para hacer unas plantillas y pasarlas  a la galleta con rotulador comestible y así guiarme.







Para conseguir volumen en las flores primero se hacen unos pétalos alternos, se dejan secar una media horita o así y luego se hacen los demás. En las flores blancas he puesto en el centro un transfer que ya tenía hecho. Un transfer no es otra cosa que un dibujo de  glasa que hacemos sobre  acetato o papel de horno, dejamos secar y guardamos. Sirve para decorar y así aprovechamos la  glasa que nos haya sobrado de otra vez. Como veis yo hice flores, hojas, ojos y centros para flor añadiendo bolitas (nonpareils) cuando aun estaban húmedos.




Para terminar les puse una gota de glasa roja y cuando se secó hice las antenitas y las manchitas de las mariquitas con rotulador negro comestible. Han quedado muy graciosas. Además con un pincel he añadido colorante melocotón perlado en polvo para dar más brillo y realismo a los pétalos. En la foto se aprecia poco este detalle.




En las rosas he puesto unas hojitas verdes con glasa fuerte, añadiendo una cucharada de azúcar glas extra a la glasa madre, con una boquilla de hoja 352. Con la boquilla 1 he puesto unos tallos verdes también.



Con las prisas de publicar la entrada he hecho las fotos ahora, con luz artificial y no han quedado muy allá, espero que no me lo tengáis en cuenta. Eso si, las galletas tienen un sabor increible como a rosas acaramelado y aunque llevan tiempo no son difíciles de hacer, con una buena organización y planificación salen y muy bien. A la vista está que yo no soy profesional pero le pongo muchiiiisimas ganas que es lo que importa. Así que os animo a que las hagáis estas u otras galletas y ya sabéis poner vuestros comentarios, preguntas, sugerencias, lo que queráis estaré encantada.




¡Hasta pronto golosones !

4 comentarios:

  1. pero qué artista estás hecha!!
    son muy bonitas.. y el detalle de la mariquita... me ha encantado!!

    ResponderEliminar
  2. como se hace el glas.que decora las tortitas.son preciosas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí en esta entrada puedes ver como se hace.
      Besotes

      Eliminar